Recuperarse de la cesárea con fisioterapia. Mi experiencia sesión a sesión.

miércoles, 20 de abril de 2016

Menudo descubrimiento he hecho...

Tener una cesárea implica que tienes que cuidarte un poco más que cuando el parto es vaginal por lo general. Siempre te indican que no hagas ciertos esfuerzos hasta pasadas unas cuantas semanas o unos meses y te previenen de que no trates de quedar embarazada de nuevo al menos hasta que haya pasado un año, o año y medio, para que aquéllo cicatrice en condiciones y no se den futuras complicaciones en otros embarazos.

Luego sales de tu última revisión posparto y resulta que la cicatriz por dentro se ve bien, que todo está como toca y tú te vas a casa y eso es todo hasta tu próximo embarazo, ya si eso. En mi caso al menos, ninguna indicación especial. A las 6 semanas ya me dieron libertad para hacer deporte y vida normal, y me comentaron que sobre los 4 meses más o menos, ya no me molestaría nada de nada. Así que acabas un poco con esas pautas y ya está. Pero... ¿Y si me da algún tironcillo, es normal?, ¿y si tengo unos días en los que me duele un poco al tacto, con el roce, cuando el niño me da con la piernecita o al hacer alguna postura concreta, siento que me pega un tirón?

¿Entonces qué?, ¿es normal eso más allá de los 4 meses como me dijeron?, ¿anda todo bien ahí dentro?, ¿por qué me pasa aunque sea MUY de vez en cuando?

La verdad es que a la mayoría de mujeres que he preguntado, me dicen que los tironcillos esporádicos o algún que otro piquete es normal, y me hacen incapié en que incluso hasta el año o dos. Bueno, entonces supongo que cuando hablamos de una cesárea que no duele, nos referimos a que la inmensa mayoría de los días, no sientes nada de nada, pero que como es lógico, una cicatriz tan grande que ha cortado 7 capas de tu cuerpo, alguna que otra vez, se hace notar, ya sea con algún tirón o pinchacillo, como en mi caso. No digo que esto sea cierto, si no que es mi conclusión en base a mi experiencia por el momento.

Yo en lo personal, no siento la cicatriz practicamente nunca, diría que nunca si no fuera porque en estos casi 6 meses, he sentido en un par de ocasiones, durante unos 4-5 días seguidos, algún tirón o pinchazo en la zona, al hacer un movimiento concreto o al darme el niño pataditas jugando encima mío. Puede haber sido por algún esfuerzo de esos días o vete saber, pero muchas veces siento que lo que tira, más que la cicatriz, es la musculatura y tiene sentido, pues tras el embarazo y la falta de ejercicio, los músculos no están en su mejor momento. El caso es que fuera como fuere, yo no quiero quedarme así y si tiene solución, por qué no voy a tratar de evitarme esos tirones, por muy esporádicos que sean.

Quitando esos dos episodios, por lo demás, como si no la hubiera tenido la verdad, quizás sea una suerte o sea lo normal el sentirse así de bien. Hacer deporte de forma normal, correr, agacharme incluso con el niño de 7,4kg en peso y levantarme igual que siempre, hacer todo tipo de posturas y NO SENTIR NADA DE NADA.

Entonces, ¿por qué le doy tanta importancia?
La respuesta es que no me conformo, que quiero asegurarme de tener la mejor recuperación posible y que me gustaría no volver a sentir nunca más ningún tironcillo o pinchazo, por infrecuentes que estos sean. Que una cesárea te limita en futuros embarazos y que aunque estos, no tengan que acabar igual, sabemos que el % es un poco más elevado de que así sea y en cualquier caso, a mi me gustaría, que si tengo que volver a pasar por lo mismo una o dos veces más (que sí, lo haría casi seguro), al menos, lo de ahí dentro se encuentre en muy óptimas condiciones para poder afrontar un nuevo embarazo, una nueva operación si tocase minimizando complicaciones o el proceso de parto completo si tuviera la oportunidad.
Esto para mí, ya es más que suficiente para haber decidido ponerme en manos de una fisioterapeuta especializada en posparto y cesárea y la verdad que es el dinero mejor gastado. Por ahora, son todo sensaciones muy buenas y tengo la intención de publicar aquí, todo el proceso desde la primera a la última sesión, comentar los progresos y lo que voy sacando en conclusión de todo esto. 

Deciros también que me parece algo fundamental que debería darse a conocer en las consultas posparto tras una cesárea, pues es muy aconsejable que toda cicatriz de cesárea, dé o no dé molestia alguna, sea tratada para evitar adherencias y otras situaciones que describiré a continuación a modo de intro.

¿Qué consecuencias trae consigo una cesárea?
A parte de la recuperación física, a menudo, entre un 70-90% de las veces, al igual que en otras cirugías mayores, se producen adherencias, que consisten básicamente en que diferentes capas u órganos se "sueldan" o se adhieren entre sí mediante el tejido cicatrizante. En muchísimas ocasiones, no dan el más mínimo síntoma y no sabes que las tienes hasta que en la próxima cesárea, si tocase, el médico te comenta que le ha costado abrir y llegar hasta el útero, o incluso empiezan a darte señales muchísimos años después, cuando ya es muy difícil deshacerlas. A veces, durante una siguiente cesárea, el médico simplemente las tiene que desplazar un poco, pero otras y dependiendo de qué órganos afecten y en qué medida, puede ser más complicada la cosa.

Hablo de una amiga que en su segunda cesárea, tuvo la malísima suerte de que le perforaran la vejiga porque estaba adherida al útero, que es de donde sacan al bebé. Y todo esto, según me dijo, no lo supo hasta entonces, pues ella no tuvo el más mínimo síntoma. Las consecuencias han sido un posparto muy duro y unas secuelas que aún le duran casi dos años después, además de la situación de no repetir experiencia por los antecedentes.
Esto es un caso bastante extremo, pero pasar, pasa y es por el hecho de tener una cirugía, algo que puede y debe ser tratado para evitar estas complicaciones.

Pues NO, no quiero llegar a esta situación, así que me puse manos a la obra en busca de ayuda.

Mi primera visita al centro de fisioterapia
Tras una primera evaluación, en la que miró la cicatriz, el abdomen y toda la zona, tras masajear mi cicatriz llegó a la importante conclusión: Tienes adherencias y diástasis abdominal de 1 dedo de tamaño. Eso es lo que muy muy muy de vez en cuando, me provoca algún tironcillo y sí, tiene solución.

Me dijo que llevaban menos de un mes formadas y que me las podía quitar todas sin problema. Digo todas porque serían más de una, pero no porque tuviera un porrón. Al ser tan recientes, mi recuperación va a ser total y me va a conseguir "despegar" digamos, la cicatriz de todos los demás tejidos, que aunque eso no se ve, al parecer está. Me comentó que había tratado cicatrices en muy malas condiciones y las había llegado a recuperar tras años, por lo que la mía, que a simple vista ella la veía muy bien, iba a ser muy sencillo y en unas cuantas sesiones, no tendré la más mínima adherencia.

El tratamiento es externo e intracavitario. Así ella se asegura de que no queden adherencias ni en la zona abdominal, ni pélvica (externo), ni en el útero (interno). Me ha comentado los muchísimos beneficios que esto conlleva, y estoy encantada desde ya. No sólo trataremos las adherencias si no que gracias a estos tratamientos, es capaz de eliminar muchísimas de las dolencias o molestias posparto que muchas mamás tienen: pérdidas, dolor en las relaciones, infecciones de orina, sequedad, etc. No es mi caso, afortunadamente, pero oye, que bien todo, ¿no?

Me comentó también que es importante hacer el tratamiento intracavitario porque al contraerse el útero tras el parto, hay veces que no lo hace en la posición o forma original, y que es importante si ese es el caso, recolocarlo para una buena recuperación y especialmente tras cesáreas. Aún no sé cómo está el mío, no hemos llegado ahí, pero os lo contaré.

Bueno, pues ahí no acaba la cosa. Otra consecuencia propia y muy común del embarazo como mencioné antes, es la diástasis abdominal. Por lo visto, consiste en que los músculos del abdomen (los de la tableta de chocolate), se abren dando paso a la barriguita propia del embarazo, pero tras el parto, éstos no vuelven a cerrarse como deben y queda esa distensión interior que te deja esa barriga sueltecilla que se mueve como un flan hasta cuando toses, ríes y que parece un poco blandiblue. Pues eso. Es un problema estético pero también puede llegar a ser físico en algunos casos. Podéis googlearlo para leerlo.

Pues según me dijo tengo diástasis de un dedo de tamaño, cosa totalmente recuperable según ella. Me comentó que si llegan a ser dos o tres dedos de diástasis, ya no me lo podría garantizar, pero de nuevo, no ha sido el caso. Trataremos esto también y supuestamente para el verano, tendré esa zona de la musculatura recuperada y podré dedicarme a hacer ejercicio normal.

Mmmmm, ¿qué tiene que ver esto con la diástasis?
Pues es común pensar lo de "voy a hincharme a hacer abdominales para perder la barriguita", ¿verdad?
Bueno, pues por lo visto, es lo peor que se puede hacer hasta que estés segura de que no tienes nada de diástasis, pues al hacer abdominales, lo que hacemos es abrir más y más y empeorar esa condición muscular. Vamos, todo lo contrario.
Así que por lo pronto, estos meses, tengo prohibido hacer abdominales, levantarme sin ponerme de lado primero y cualquier cosa que haga que mueva mi abdomen "como haciendo un abdominal". No sé si me explico...
Una vez tratado, podré hacer todo el deporte que quiera, sin restricción alguna y tan normal.
Importante, ¿eh??, ¿quién sabía esto?...porque yo NO.
Parece que lo adecuado es hacer ejercicios hipopresivos. Mi fisio me va a dar pautas y unas clases guiadas en las próximas sesiones, así que próximamente contaré en qué consiste y las rutinas que voy a seguir. 

Hasta aquí mi primera toma de contacto. Lo próximo serán las sesiones una a una, los progresos que voy dando y mi visión del tratamiento. Yo no quiero conformarme con eso de: "la cicatriz me duele con el cambio de tiempo" o "siempre que me va a venir la regla me duele o la noto bastante". O lo típico de: "no tengo sensibilidad, parece un trozo de corcho". Pues no, y según me dice esta mujer, todo esto es posible. Y aunque tampoco he experimentado esas sensaciones anteriores (creo que me he recuperado bastante bien dentro de lo habitual), no quiero llegar a sentirlo, pues para qué si tiene solución.

Cualquier duda, o si alguna mamá con cesárea que me lea quiere ponerse en contacto conmigo para hablar del tema y la experiencia, a través de los comentarios, estaré encantada de iros contestando en base a mi vivencia personal.


 









0 comentarios:

Publicar un comentario

 
template design by Studio Mommy (© copyright 2015)